Buscar este blog

"Soy un bicho de la tierra como cualquier ser humano, con cualidades y defectos, con errores y aciertos, -déjenme quedarme así- con mi memoria, ahora que yo soy. No quiero olvidar nada."



José Saramago

miércoles, 17 de julio de 2019

ANDRÉS MORALES: "UNA PEQUEÑA CRÓNICA, LA TRAVESÍA DEL “WINNIPEG” DE LOS MORALES MALVA"







                                     En diciembre de 2001, al recibir, por el conjunto de mi obra, el “Premio de Poesía Pablo Neruda 2001”, agradecí de una manera especial el galardón, pues me honraba y me consagraba como poeta, pero, además, poseía una significación extraordinariamente importante para mi vida: “la vida misma” … La verdad es que tuve que agradecer doblemente y con gran emoción, pues Pablo Neruda había sido, como Cónsul chileno para la Inmigración Española, quien había liberado a mi familia paterna de los campos de concentración de Argeles y Saint Ciprien y quien luego los había salvado de una segura muerte en la Segunda Guerra Mundial embarcándolos en ese mítico vapor “Winnipeg” que atravesó el Atlántico con rumbo a la libertad que Chile ofrecía en esos años con el ejemplar gobierno del presidente Pedro Aguirre Cerda y del “Frente Popular”.
                                     En los días finales de la guerra y desde Barcelona, mis abuelos paternos Dolores Malva López y José Morales Chofré se dirigieron a la frontera francesa y lograron cruzarla con algunas dificultades. Unas semanas después, aproximadamente, y, por separado, mi padre Juan Alberto Morales Malva (teniente de la fuerza aérea) y mi tío José Ricardo Morales Malva (mayor del ejército), ambos oficiales jovencísimos, pasaron hacia Francia, cruzando muy trabajosamente, a pie, los Pirineos, debiendo dejar sus armas en la “tierra de nadie”, siendo trasladados de inmediato a dos campos de concentración absolutamente improvisados: las playas de Argeles y de St. Ciprien en el mediterráneo francés. Época de vientos y lluvias, la vida en los campos se hizo miserable y la ayuda internacional brilló por su ausencia (¿a quién le interesaría el destino de un ejército derrotado?). Cuidados por guardias senegaleses que no dudaban en reprimir cualquier descontento, los cientos de miles de soldados sufrieron lo indecible para poder comer, dormir e incluso, simplemente, sobrevivir en aquellas circunstancias.
                             Así pasaron los días hasta que mi abuelo José supo de la extraordinaria iniciativa, para llevar españoles a América, del poeta chileno Pablo Neruda, del Gobierno de Chile y del Servicio de la Emigración Española (S.E.R.E.) e, inmediatamente, inició una campaña personal para lograr un cupo para su familia. Presentando los papeles a ese Consulado de la Inmigración Española (nombre que se le dio a la oficina en París encabezada por el Cónsul Neruda y que recibía las solicitudes de viaje) y viviendo a duras penas entre Perpiñán y Marsella, finalmente se expidieron los salvoconductos y la esperanza parecía sonreírles por primera vez.
                              Pero las cosas no eran tan fáciles… Aún con los permisos, los billetes de viaje y toda la documentación, había que “sacar” a los hermanos José Ricardo y Juan Alberto de los campos de concentración, labor nada de fácil, pues la sobrepoblación en las playas, la multitud vociferante de españoles y un pobrísimo sistema de altavoces no ayudaban en lo absoluto. Así, después de días y días llamando, preguntando, gritando y encargando a terceros la búsqueda de los muchachos, primero José Ricardo, en St. Ciprien, y luego Juan Alberto, en Argeles pudieron abrazar a sus padres a quienes no veían hace muchos meses.
                              Hubieron de pasar diversas vicisitudes con los controles policiales franceses hasta llegar al pequeño puerto de Trompeloup. Por fin, una vez embarcados, el 4 de agosto de 1939, con alrededor de dos mil almas repletando el barco, zarpan definitivamente al nuevo continente.
                              Los Morales Malva, vecinos de la Gran Vía de Valencia, del popular Cabanyal donde eran propietarios de la aún existente Farmacia “Morales”, lo dejaban todo, se despedían de una España en ruinas, desolada y de una Europa a punto de entrar en una agonía espantosa. Abandonaban todo, desesperanzados, preguntándose si sus antiguas carreras de químico, de historiador o de pianista tal vez quedarían truncadas. Sabían de la historia y de la tradición democrática de Chile, conocían a algunos personajes, artistas y fundamentalmente escritores, pero no conocían el olor a Chile, el sabor, la apariencia y la rugosidad de sus contornos, de sus comidas, de sus montañas, de ese Pacífico rebelde… Todo era un misterio que se develaría luego del largo viaje. Todo estaba por nacer nuevamente en los corazones de aquellos valencianos.
                              Hacinados, muy incómodos, pero hacendosos, a veces con nostalgia y otras de buen humor, fueron cruzando el Atlántico, el Caribe, el Canal de Panamá y buena parte de las costas sudamericanas. Las actividades eran muy variadas: se trataba de matar el tiempo, pero también de aprender cosas. Se enseñaba historia, bailes populares, se redactaba un periódico de abordo, etc.
                              El primer puerto chileno donde atracó el “Winnipeg” fue Arica, el 30 de agosto de 1939…  Un par de días antes de aquel terrible 1 de septiembre en el que, los nazis, con la invasión de Polonia, hacían estallar un nuevo episodio suicida en la historia de Europa. La navegación continuaría hasta Valparaíso, con la mitad del barco a oscuras (de cara a alta mar) en prevención a posibles ataques. En la noche del 2 de septiembre el barco fondea en la bahía de Valparaíso a la espera de atracar el día siguiente para desembarcar.
                              Siempre me he preguntado cómo debía haber sido estar acodado, esa noche, en la baranda de alguna cubierta del buque mirando las hermosas e hipnóticas luces de Valparaíso; preguntándose cómo era Chile, qué les esperaba y qué vida continuarían viviendo. Habría fracasos, seguro, pero también logros, sobre todo con la frente en alto, en libertad. Comenzar una nueva vida, empezar de cero, como decía mi padre, era un nuevo nacimiento que implicaba muchos dolores y sacrificios, muchas renuncias y muchos sinsabores, pero que, al final, también se transformaba en un sentimiento de renacido amor de un “ser humano resucitado”, esta vez por una tierra que los acogería en su austeridad, en su rudeza, pero también en su infinita generosidad y asombro.
                              Al día siguiente, unos en las calles de Valparaíso, otros en las avenidas de Santiago de Chile, comenzarían a vivir el destierro echando nuevas raíces en el otro costado del mundo.

                                              

                                                     Santiago de Chile, julio de 2019



PRONTA PUBLICACIÓN EN EDITORIAL APARTE DEL LIBRO DEL POETA CHILENO MATÍAS RIVAS: "ANIVERSARIO Y OTROS POEMAS"





PRÓXIMA A APARECER LA PLAQUETTE DEL "ENCUENTRO CHILENO ARGENTINO DE POESÍA 2019" (MAGO EDITORES - ACADEMIA HISPANOAMERICANA DE BUENAS LETRAS - EDITORIAL HESPÉRIDES, SANTIAGO DE CHILE 2019)



IMÁGENES DE LA PRESENTACIÓN EN CHILE DEL LIBRO "PAESE DE OCCHI I SOGNI / PAÍS DE OJOS Y SUEÑOS" (FILI D'AQUILONE, ROMA, 2019) DEL POETA ANDRÉS MORALES EN "AFTER POETRY BRIGHTON", VALPARAÍSO, 5 DE JULIO DE 2019













 

LLAMADO A PARTICIPAR EN LA "XIII CONFERENCIA ANUAL INTERNACIONAL DE LITERATURA" EN ATENAS, GRECIA, JUNIO DE 2020



13th Annual International Conference on Literature1-4 June 2020, Athens, GreeceSponsored by the Athens Journal of  Philology

Please note that all our conferences are non-thematic as explained in our policy (click here). However, academic members and friends can take the lead to organize and chair a stream as part of this conference. 
Academic member responsible for the conference:
  • Dr. Stamos Metzidakis, Head, Literature Unit, ATINER & Professor Emeritus of French and Comparative Literature, Washington University in Saint Louis, USA & Adjunct Professor of French, Hunter College-CUNY, USA.
Important dates:
  • Deadline to submit abstracts: 28 October 2019 (Decisions are reached in less than 4 weeks after the abstract submission-Please click here for our policy on abstract and paper acceptance).
  • Deadline to register with a paper presentation: Please see your acceptance letter sent to you after submitting the abstract.
  • Deadline to register without a presentation: At least one month before the conference subject to approval.
  • Deadline to submit full papers: 4 May 2020 (Unless otherwise is specified in your acceptance letter). Click here for Paper Guidelines. Please submit the paper only if the abstract submission has been officially accepted. ATINER does not consider papers for publication if they are not presented by the author at one of its conferences. Please submit your paper using the following paper submission form: 
  • https://www.atiner.gr/literature

PRESENTACIÓN DEL LIBRO "LIGIA" DE LA GRAN POETA CHILENA ROSABETTY MUÑOZ (SANTIAGO DE CHILE, 22 DE JULIO DE 2019)



lunes, 15 de julio de 2019

ENCUENTRO CHILENO-ARGENTINO DE POESÍA 2019 EN EL "AFTER POETRY THE BRIGHTON", VALPARAÍSO, CHILE, VIERNES 26 DE JULIO DE 2019



IMÁGENES DE LA PRESENTACIÓN EN LA SOCIEDAD DE ESCRITORES DE CHILE (SECH) DEL LIBRO DEL POETA COSTARRICENSE MIGUEL FAJARDO KOREA "NUNCA COMO AHORA", SANTIAGO DE CHILE, 10 DE JULIO DE 2019






TALLER "CONVERSACIONES LATINOAMERICANAS SOBRE LIBROS Y ARCHIVOS" EN LA UNIVERSIDAD DE CHILE (CASA CENTRAL, SANTIAGO DE CHILE, 18-19 DE JULIO DE 2019)



CONVOCATORIA DE PONENCIAS PARA LAS "XIII JORNADAS CERVANTINAS" (SEPTIEMBRE DE 2019) DEL DEPARTAMENTO DE LITERATURA DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y HUMANIDADES DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE



"DOLOR Y GLORIA" (PELÍCULA DE PEDRO ALMODÓVAR), CRÍTICA DE CINE DEL ESCRITOR ANIBAL RICCI




DOLOR Y GLORIA (2019)
Dirigida por Pedro Almodóvar

No es la mejor obra del director manchego, pero es una muy honesta vuelta de tuerca para un cineasta con más de veinte películas al hombro, próximo a cumplir setenta años, cuyos padecimientos físicos le pasan la cuenta a la hora de abordar nuevos proyectos.

 A lo largo de su carrera Almodóvar nos acostumbró a melodramas elaborados con montajes vigorosos, fundados sobre guiones fuera de lo común, mezcla de relato policíaco con tópicos controversiales, no rehuyendo su homosexualidad e imponiendo puntos de vista rupturistas.
  
El tema de la madre recorre su filmografía, acaso por haberse criado en un mundo rodeado de mujeres (primera escena de esta última producción). Cuando la acción encuadra protagonistas masculinos, suelen prevalecer temas como la soledad, ausencia del padre y en definitiva el universo de sus personajes es articulado por la presencia omnipresente de lo femenino.
  
Salvador Mallo (Antonio Banderas) es su alter ego, interpretación de su yo interno, el Almodóvar resultante más allá de sus excesos, de sus amores, aquel que muestra el motor que lo motiva a enfrentar el mundo. En varios pasajes nos recuerda que el cine lo rescata de las profundidades (incluso en los diálogos de la obra Adicción que representa su amigo Alberto Crespo). Cuando se paraliza y deja de crear (es muy honesto al respecto) Salvador carga con el dolor de los achaques, sus personajes lo abandonan y se encuentra más solo que nunca. Se ancla en el pasado (síntoma depresivo) donde sus recuerdos de niñez son limpios, su madre estricta y preocupada, en contraposición con el vacío que le genera no estar escribiendo, porque son los personajes los que lo comunican con el resto y recurre a las drogas para olvidarse del dolor, de la ausencia del amor de su juventud, necesita ayuda y su cuerpo pide a gritos que lo rescaten. Escribir guiones y rodarlos es lo que transmuta esa melancolía e impregna el presente de vitalidad. Almodóvar confidencia que nos necesita, que los espectadores somos los únicos capaces de atestiguar su andar por la vida.
  
Al reencontrarse con su pasado (Alberto Crespo) treinta años después del estreno de Sabor, con motivo de la restauración de sus negativos, Salvador ya no sabe qué contarnos, las historias se han esfumado y la muerte de su madre le ha provocado problemas de espalda que intenta curar con una cirugía, pero el dolor no es sólo físico. La mente y el cuerpo hacen daño y el azar trae de vuelta a su amigo que consume heroína. Salvador decide probarla para acordarse de Federico Delgado, su amor del pasado, aquél que sucumbió a los excesos de esa droga y la efervescencia de Madrid. Almodóvar vivió los momentos más felices y por esos años escribió las historias que plasmaría en sus futuras películas. Federico fue el origen de esa energía, pero esa misma fuerza lo terminó destruyendo y lo llevó hasta Buenos Aires, muy lejos, lugar donde se compondría de los estragos de la droga. Almodóvar trabajó incansablemente en moldear esas anécdotas y gracias a esas historias logró sobrevivir la soledad.
  
El guion se construye en base a episodios fortuitos y el montaje es muy elegante al intercalar momentos dulces de la niñez con un presente vacío donde casualmente Crespo lee el guion de Adicción, Salvador se lo regala y su amigo (al darle vida en un teatro) reconduce al presente y despierta algo en el subconsciente de Almodóvar. En una de esas funciones el azar encontrará a Federico en la calle (testamento de por medio) y el afiche lo atrapa para luego reconocerse como el objeto de deseo del monólogo testimonial. Intercambio de teléfonos y encuentro entre los amantes, un beso hermoso que conjuga la plenitud de esos días, breve pero intenso, el motor de partida que necesitó Salvador para dejar la droga y volver a conectarse con su público.
  
Antes deambulaba por el departamento, casi no tolerando alimento, mientras una colaboradora lo asistía en cosas mundanas. Ahora recuerda el cariño de su madre, el otro gran amor, necesitó de sus consejos para encausar los años de infancia. Almodóvar era un chico pueblerino, Paterna constituyó su caverna original (una especie de catacumba subterránea) en cuyos muros se plasmaría su imaginación. Salvador Mallo la denomina auto-ficción, pero es algo más bello y profundo. Los protagonistas se dibujaron en esas paredes de cal y, según la alegoría de Platón, sus sombras se fueron apoderando de esas imágenes luminosas proyectadas al interior del cine. Almodóvar nos invita a visitar esas sombras, que ha desnudado tantas veces sobre un telón transparente.
  
El montaje es bellísimo. Somos testigos de como desaparece el velo entre la realidad y la fantasía, entre el pasado y el presente, de como el primer deseo se transformaría en la llama que iluminó los pasajes de su vida, la única posibilidad de vencer los padecimientos del cuerpo y proyectar luz sobre todos nosotros.
  
Que el arte rescate a un artista de sus debilidades y carencias no es nada nuevo, acaso no existe el artista feliz, pero este sujeto no es cualquiera, es el cineasta español más reconocible desde Luis Buñuel. Nos confidencia que está cansado, que la muerte de su madre lo remeció, que a pesar de sus días de gloria no lo está pasando bien. Después de veintidós películas, los temas se le han agotado y sólo resta hablar de sí mismo.
  
Almodóvar nos aborda de manera íntima, los colores furiosos siguen ahí, pero la iluminación es más cálida. Dolor y Gloria es su “hable con él”, el artista se despoja de sus ropajes y nos muestra su humanidad.   

"POETAS DE AMÉRICA" PROGRAMA RADIAL SOBRE POESÍA DE GUILLERMO E. PILÍA Y ANGELA GENTILE (2019)




Amigas y amigos:

Queremos invitarles a escuchar POETAS DE AMÉRICA, nuestro nuevo emprendimiento radial que se emite por FM DIFUSIÓN 98.1 de Berisso para el mundo. Por eso les enviamos el PROGRAMA 1, con la participación del poeta de Puerto Rico DAVID CORTÉS CABÁN. Como podrán apreciar, se trata de un registro de poetas latinoamericanos en su propia voz y en su propia obra. Contamos con el auspicio de la Academia Hispanoamericana de Buenas Letras de Madrid y la Fundación Biblos 03. Este es el detalle de los invitados de los primeros programas: 1) David Cortés Cabán (Puerto Rico), 2) Orietta Lozano(Colombia), 3) Carlos Hugo Garrido Chalén (Perú), 4) Eduardo González (Chile), 5) Reneé Ferrer (Paraguay), 6) Javier Alvarado (Panamá), 7) Juan Carlos Olivas (Costa Rica), 8) Maria Alejandra Basualto Pearcy (Chile) y 9) Nilton Santiago (Perú). En el mes de julio estarán: 10) Sergio Antonio Chiappe Riaño (Colombia), 11) Laura Antillano (Venezuela), 12) Balam Rodrigo (México) y 13) Boris Rozas (Argentina). Los programas continuarán con 14) Ivonne Gordon (Ecuador), 15) Diego Alegria (Chile), 16) Omar Ortiz Forero (Colombia), 17) Beatriz Schaefer Peña (Argentina), 18) Francisco Trejo (México), 19) Marcelo Gatica (Chile), 20) Hilda Pardo (Colombia), 21) Marisol Briones (Sol Briona, Nicaragua / El Salvador) y 22) Giovanni Alexis Astengo Martin (Chile). La lista no termina allí. Esperamos seguir recibiendo material sonoro. Nosotros les haremos llegar por este medio, todas las semanas, un programa ya emitido, para que lo escuchen y difundan, si es posible. Un cordial saludo,


Ángela Gentile y Guillermo Pilía


martes, 25 de junio de 2019

HA MUERTO EL GRAN ESCRITOR, POETA, ENSAYISTA Y AMIGO JAIME VALDIVIESO (1929-2019)







HA MUERTO EL GRAN ESCRITOR, POETA, ENSAYISTA Y AMIGO JAIME VALDIVIESO
 (1929-2019).

Con mucha tristeza y gran admiración al hombre y al artista, se reproduce la publicación que hiciera en su página el poeta Alejandro Lavquén:


JAIME VALDIVIESO B. (Valparaíso, l929 – Santiago 2019). Profesor de Literatura y escritor, titulado con distinción en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Trabajó durante cuatro años en el Instituto de Investigaciones Filológicas de las Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ejerció la cátedra de Literatura Hispanoamericana durante diez años en la Universidad de Houston, Texas. En Chile hizo cursos de filosofía en la literatura en la Universidad ARCIS, dirigió un seminario de literatura en la CEPAL y enseña actualmente literatura chilena y universal en la Universidad Andrés Bello. Escritor con más de veinte y cinco libros publicados en Chile y en el extranjero. Ha publicado ensayos, cuentos, novelas, poemas. Sus últimos libros, “Las máscaras del ruiseñor”: novela gótica: tres ediciones: España, México, Chile. “Ciencia y poesía, diálogo con el físico y cosmólogo Claudio Teitelboim” (Lom Ediciones, 1ª Ed. l995, 2ª Ed. l999); “El espejo y la palabra” (Ensayo, Ed. Planeta y Universidad Andrés Bello, l997) y “Violencia de los animales”, poemas, en la Ed. Universitaria de Santiago, l99l. “Voces de alarma”, relatos en la Ed. Fondo de Cultura Económica. México l993. Escritura encadenada. Ensayo. Coedición Universidad Andrés Bello, RIL (Red Internacional del Libro), Santiago l999. Ha obtenido diferentes premios en Chile y en el extranjero, uno de los cuales fue en México, en el concurso internacional de la revista “Plural”, que premió su ensayo Borges como voluntad y representación, ensayo que posteriormente fue traducido al ruso y publicado por La Academia de Ciencias de la Federación Rusa en su revista América Latina. En este momento está por aparecer en Rusia una antología de Jorge Luis Borges en una colección de mejores autores del Siglo XX con el ensayo anterior como prólogo a dicha antología. Fue elegido por el Ministerio de Educación entre el grupo de personalidades en el área de Literatura del Concurso FONDART, l996 y como representante del Ministerio y de las Universidades al Concurso Literario de la Municipalidad de Santiago, l995. Últimas obras publicadas: Escritura encadenada (ensayos) Ed. RIL, 1999. Trisagio (relatos) Ed. RIL 2000. “Señores y ovejas negras: Chile un mito y su ruptura” (ensayo) LOM Editores. 2000.



ALGUNOS POEMAS DE JAIME VALDIVIESO 

(SELECCIÓN DE ALEJANDRO LAVQUÉN)



LOS AZARES DEL DESTINO DE LORD JIM

Ahora me doy cuenta que el hombre
está hecho de huesos carne y
la sangre de la incertidumbre,
capitán Marlow.

No es el alma lo que existe
es el peso de lo
que no sabemos que somos.

Y el destino
¿qué es el destino?
sino la suerte o la fatalidad
que no dependen de nosotros.

¿Por qué estoy aquí, delante
de usted?
en esta noche en que las estrellas
y la inmensidad no son
nada, nada, nada
ante la incógnita de algo
que no logramos aclarar.

¿Qué me sucedió aquella noche
maldita cuando salté hacia el bote
sabiendo que el barco se hundía
se hundía irremediablemente
en un mar en calma
con toda su carga de peregrinos?

¿Qué hacía yo allí a salvo
con tres miserables
ávidos sólo de salvar
sus miserables vidas?

Dudé si volver al momento
en que la última luz desaparecía
y con ella la vida de todos
sus hombres, mujeres y niños.

Sin embargo, no fue así
el barco no se hundió,
Usted lo sabe mejor que yo,
y desde entonces ando a la deriva
náufrago de mí mismo y sin horizonte,
escarnio de los hombres del
mar donde quiera que vaya
sin atreverme a volver a casa
cargando una vergüenza
sin sentirme culpable
y sin poder justificarme.

Yo que deseaba hacer del mar
el mejor escenario del heroísmo
y de los más ardientes sueños.

No quiero morir sin
alcanzar una inasible redención
que busco sin saber dónde,
una muerte que me haga digno
de mi mismo y limpie
más allá de los hombres
mi vida y la febril esperanza
perdida en un mar en calma
para escarnio de sus héroes.



QUÉ QUEDA DE LOS JÓVENES POETAS


Un joven poeta ha muerto,
su cabeza doblada sobre el volante
segundos antes de chocar
contra un muro
en una ciudad de España,
me cuenta mi amiga Elvira.
“Su último libro, te lo presto”,
Vida de un vendedor
de fotocopiadoras,
Gonzalo Santelices Quezada.

¿Qué queda de estos petas?

Sus poemas
heridas en el papel
gotas de sangre
de una muerte
derrotada por la palabra

¿Dónde en qué lugar
se ocultará la belleza
de estos libros
que brillaron en las pupilas
y en el corazón de
unos pocos lectores?

¿Dónde la curiosidad, la inesperada
luz de aquellos
sacudidos por sus versos?

Fervientes en la soledad
ellos fueron
sus propios lectores y
los imaginados y los
que nunca llegaron.

Todos seremos hermanos
Alguna vez unidos e inexistentes
en algún distante futuro.

II.-
Nos sacamos la ropa
y fue como si saltáramos
de la prosa al verso
de la marcha a la danza
de la crónica al mito,
y cada vez nos alejábamos
más de nuestro tiempo
hasta llegar al Paraíso
mordisquear jugosa y gozosa-
mente la manzana
y volver a comenzar
dolorosamente
toda la historia.



EL TAÑIDO DE CAMPANAS

A lo lejos un tañido de campanas.
Oigo hacia adentro
y siento que el aire y el tiempo se detienen
y una nostalgia de viejas iglesias
y un silencio de aldeas
clava y aquieta la gran ciudad.

Imagino el vuelo de las lentas aves
cuyas sombras empujan las ovejas de la tarde.

Las campanas son el pretérito perfecto
la sanción de la carne
asediada por el fuego.
Recuerdo las palabras de mi madre:
“no te alejes del único camino”.

Las campanas van conmigo
en cada tierra que habito:
en un pueblo lejano de México
en un valle de las montañas de España
o en la plaza de la nueva ciudad.
Son allí mi propia tierra
el color y el sabor de sus tardes
La Semana Santa de cada día
a la hora de la angustia y el recuerdo.

Campanas de madrugada
Campanas de mediodía
campanas del anochecer
sin fe caigo de rodillas
en el camino de la cruz.
Sin fe y lleno de culpas
golpeó mi frente en el mármol vacío,
y escucho mi propia sangre
con los tañidos coloniales
que aplacan las fiebres del amor y el
horror de las pestes.

Son las mismas las campanas de cada día
que aquietan el aire y detienen el tiempo.



TU BELLEZA NO MUERE


Ahora fuiste tú, mujer,
no importa cómo te llames
la que debió partir y dejó que la
Barca negra se meciera sola a tu lado.

Porque no es posible
convéncete, seguirás allí mismo
aún después de tu muerte
cantada por los poetas
ya desaparecidos hace mucho tiempo.
Nunca fuiste de este mundo,
Ya lo dijo Enrique Lihn,
salías y regresabas al lugar convenido
“aquí estoy otra vez
en lo mismo de siempre”,
y Huidobro cayó de bruces
sin pronunciar una sílaba,
por primera vez dejó que el silencio
hablara y la palabra enmudeciera.

No eras de aquí ni de allá
pertenecía a todos los hombres
cuando se abría una puerta
siempre eras tú la que estaba en el umbral
¿Eras acaso la belleza sin nombre
dibujada con la furia y la
ansiedad de los sueños?

Destinada a la inmortalidad
la belleza fue tu sino
surgías y te desvanecías
y volvías a aparecer
en cualquier parte
mirando a los ojos
deteniéndote unos segundos,
los justos para no morir
y seguir de largo.

Yo te he visto
detrás del mesón de una farmacia,
quedé inmóvil y medité:
el exceso de belleza no se puede soportar.
“cuando te alejas un solo instante
el tiempo y yo lloramos”.

Cada vez que venía a verte
junto a tu lecho seguía
la nave detenida a tu lado
sola meciéndose en una marea leve,
Caronte te espera más allá,
tu rostro lo llena de pavor
teme perder la ruta y volver
solo a orillas del lago.

Ahora sé que la barca partió
Y tú no vas en ella,
quedarás como siempre
aunque sea solo unos instantes
los justos para no morir
y seguir de largo.



EL BAILE Y EL INSTANTE


Cómo se agolpa toda la vida
en una danza: pasado, presente y futuro
bailan borrando el tiempo,
el mito de la felicidad
hecha carne y movimientos
en los ojos de la diosa
que mirando a los ojos
mueve sus caderas, quiebra su cintura
y nada sabe ni quiere saber
de las cosas de este mundo.
Por ahora se desliza por una pista
suave como un suave sueño,
por ahora, la música la envuelve
en su traje eléctrico.
Ella sigue bailando. Nada la detiene.
Ya no recuerda los recientes
golpes ni la herida en una mejilla,
Ni los llantos
de la niebla cotidiana,
sólo el narrador lo sabe,
nadie vislumbra la tristeza oculta
transformada en llama
ritmo y melodía.
En breves instantes
volverá el silencio
y su traje eléctrico
se apagará en la noche.



http://lavquen.cl.tripod.com/jaimevaldivieso.htm



JAIME VALDIVIESO CON LOS POETAS CRISTIÁN GÓMEZ, ANDRÉS MORALES
 Y JAIME QUEZADA


BASES DEL PREMIO HISPANOAMERICANO DE POESÍA PARA NIÑOS 2019 DE MÉXICO



domingo, 23 de junio de 2019

"NADA" POEMA INÉDITO DE ANDRÉS MORALES







Un océano repleto de ataúdes 
ahogados, flotando o en el fondo.


Un mar para destierros, para ojos
que ven pasar el luto de las olas.

Un campo de batalla en el silencio
y un sol que pudre tétanos insomnes.

Todo eso y el amor que despedaza
al beso en el calor, en el arraigo.

La sorpresa de una infancia sin sonrisas
y la cruel adolescencia en soledad.

(Álgebra del mal, cálculos erróneos).

Infeliz cortejo de enfermedades vanas
y anuncios del fracaso, del final sin más.

Vorágine del aire, sin peso, sin pasión.
Ritmos sin sonido, música callada.

Vacío que se puebla, que puebla, que nos puebla
de silogismos vagos o premonición absurda.

Vacío solamente de símbolo vacío.

Vacío del océano, espejo del vacío.