Buscar este blog

Cargando...
"Soy un bicho de la tierra como cualquier ser humano, con cualidades y defectos, con errores y aciertos, -déjenme quedarme así- con mi memoria, ahora que yo soy. No quiero olvidar nada."

José Saramago

jueves, 27 de noviembre de 2014

JUAN CARLOS VILLAVICENCIO PUBLICA UNA TRADUCCIÓN ANTOLÓGICA (AL CASTELLANO, DESCONTEXTO EDITORES) DE "GRODEK" LIBRO DE POEMAS IMPRESCINDIBLE DEL POETA AUSTRIACO GEORG TRAKL





Biografía
Georg Trakl (n. 3 de febrero de 1887, en Salzburgo, Austria  3 de noviembre de 1914, en Cracovia, Polonia) fue un poeta austríaco, uno de los iniciadores de las vanguardias y el expresionismo literario. Su padre, Tobias, era un luterano comerciante en ferretería, su madre, Maria Halik era una católica con orígenes eslavos, melómana y coleccionista de antigüedades. Georg tuvo seis hermanos: Wilhelm (de un matrimonio anterior del padre), Gustav, Maria, Hermine, Friedrich y Margarethe (Gretl).
Tras una infancia serena, que pasó jugando con su hermana menor Gretl (nacida en 1891), aprendiendo música (ambos hermanos tocaban juntos el piano) y literatura, terminó por iniciar una relación incestuosa con su hermana que marcó seriamente el resto de su vida.
Tras cursar el gymnasium (los estudios medios) en el Salzbug Staatsgymnasium donde estudió principalmente griego, latín y matemáticas, en 1904 no pudo superar el examen final. En ese mismo año inició decididamente su actividad poética. En 1905 comenzó a trabajar en una farmacia llamada Zum Weißen Engel ("El ángel blanco", cuya denominación parece obedecer a la venta de cocaína, droga entonces legal). El hecho de tener a su alcance diversas sustancias psicotrópicas facilitó el desarrollo de su drogadicción.
Acentuó su cultura literaria leyendo a su admirado Hölderlin, y además a Baudelaire, Nietzsche, Rimbaud, MaeterlinckDostoievsky, Ibsen y Strindberg; inició una vida bohemia al formar parte del círculo poético Apollo; en esa época redactó también artículos para el diario local Salzburger Volkszeitung ("Periódico del pueblo salzburgués") e hizo representar sin éxito los dramas: Totentag ("Día de muertos") –(1904)– y Fata Morgana (1906), así como una tragedia, Don Juans Tod("La muerte de Don Juan") en 1908. En este mismo año publicó en el diario salzburgués su primer poema: Das Morgenlied ("Canto matinal").

Tras lograr concluir los estudios del Gymnasium se inscribió en la Universidad de Viena donde cursó la carrera de farmacia y obtuvo en 1910 el diploma de Magister Farmaciae (maestro farmacéutico); por ello el servicio militar le destinó a una unidad sanitaria entre 1910 y 1911.
Regresó a Salzburgo en septiembre de 1911 y en 1912 obtuvo un empleo en el hospital militar de Innsbruck, en donde conoció a Ludwig von Ficker, fundador de la revista Der Brenner ("El Fanal", o "El Incendiario", nombre también del principal puerto de montaña entre Austria e Italia en el Tirol). Se trataba de una revista de vanguardia literaria en la que en mayo del citado 1912 publicó varias de sus principales poesías; por estas contribuciones empezó a gozar de un cierto reconocimiento público.
Obtuvo en Viena un empleo en el Ministerio de Obras Públicas, pero renunció a las dos horas de inicar el trabajo y volvió a su ciudad natal. Otras dos veces reiteró esta incapacidad para dedicarse a un trabajo estable que permitiera su autosustento. En Viena conoció a Ludwig Wittgenstein, a Adolf Loos y a Karl Kraus, así como al pintor Kokoschka.
En julio de 1913 publicó en Leipzig una primera recopilación de sus Gedichte (Poesías); sin embargo, drogadicto y alcohólico como era, padecía frecuentes crisis depresivas y le era imposible lograr un trabajo que no abandonara. Marchó a Berlín para reencontrarse con Gretl, que se había casado y divorciado enseguida provocándose un aborto por el cual se hallaba internada.
En 1914 fue reclutado para luchar en la Primera Guerra Mundial como oficial médico; su participación en la batalla de Grodek (actual Horodok en la Galitzia ucraniana) implicó que debiera asistir sin medicinas a noventa heridos graves; esto agravó su depresión, le ocasionó una grave crisis nerviosa y le provocó su primer intento de suicidio, motivo por el que fue internado el 7 de octubre de 1914 en un manicomio de Cracovia; allí escribió uno de sus poemas más conocidos, ("Grodeck"), redactó su propio testamento (en que dejaba a su hermana Gretl una importante suma de dinero que le había facilitado su admirador, el futuro filósofo Ludwig Wittgenstein, y a von Ficker, quien le había ido a visitar, el legado poético llamado Klage II o "Lamento II"). Se suicidó el 3 de noviembre de 1914 con una sobredosis de cocaína. Su amigo Von Ficker lo describió así:
Siempre se le hacía difícil arreglárselas con el mundo exterior, al tiempo que iba ahondándose cada vez más en el manantial de su creación poética... Bebedor y drogadicto empedernido, jamás le abandonaba su porte noble, de un temple espiritual fuera de lo común; no hay hombre que haya podido verle jamás tambalearse siquiera, o ponerse impertinente cuando bebía, si bien, a horas avanzadas de la noche, su forma de hablar, por lo demás tan delicada y como rondando siempre un mutismo inefable, se endurecía a menudo con el vino de una manera peculiar y, entonces, podía aguzarse en una malicia relampagueante. Pero, por debajo, solía sufrir él más que aquéllos sobre cuyas cabezas descargaba como un rayo la daga de sus palabras en el corro enmudecido, pues en tales momentos parecía de una veracidad tal que le partiera auténticamente el corazón. Por lo demás era un hombre callado, ensimismado, pero en modo alguno reservado; al contrario, sabía entenderse bondadoso y humano como el que más con gente sencilla y franca de cualquier clase social, de la más alta a la más baja, con que tuvieran el corazón "en su sitio", en particular con los niños. Bienes apenas le quedaban, tener libros siempre le pareció superfluo, y acabó "liquidando" por lo que le dieran todo su Dostoievski, al que veneraba fervientemente... Entonces estalló la guerra, y Trakl tuvo que ir al frente en su antiguo puesto de farmacéutico militar con un hospital volante. A Galitzia. Al principio aquello pareció romper el hielo y arrancarle a su pesadumbre. Pero luego, tras la retirada de Grodeck, recibí desde el hospital de plaza de Cracovia, adonde se le había llevado para observación por su estado psíquico, un par de cartas suyas que sonaban como llamadas de socorro de su alma.
Al saber de su muerte, su colega en poesía, Rainer Maria Rilke escribió: «¿Quién pudo él bien ser?». Póstumamente se editó una segunda recopilación de los poemas de Trakl, llamada Sebastian im Traum (traducida al castellano con el título "Sebastián en sueños" o "Sebastián en sueño").
Su hermana Gretl se suicidó en 1917. Desde 1953 existe en Austria el Premio Georg Trakl de literatura.

Crítica

Trakl se consideraba el continuador y sucesor de Hölderlin, cuyo estilo asimila y moderniza dentro de la estética del Expresionismo, pero en él también influyeron Novalis y Rimbaud. En él aparecen los temas del Expresionismo salvo el mundo del trabajo y la ciudad: la descomposición del yo a causa de la sociedad moderna, la angustia, la locura, el suicidio, la muerte, la vejez, la ruina, la enfermedad: «Todos los caminos conducen a la putrefacción negra». El hombre está en el centro de sus representaciones y no tiene sino un destino: pudrirse. Esta visión escatológica y apocalíptica, se desarrolla en un mundo sin Dios o donde Dios ha muerto según pregona Nietzsche, de quien Trakl asimila el nihilismo, otro tema expresionista. La vida está vacía de sentido. "Yo no he nacido sino a medias", escribió.
La poesía de Trakl va del decadentismo a lo Hugo von Hofmannsthal a la experiencia feroz de la Primera Guerra Mundial. En su estudio de 1961, La literatura expresionista alemana, de Trakl a BrechtWalter Muschg lo relaciona con todos los Karl Kraus, los DöblinWerfelTollerLoerkeHeinrich Mann o Adolf Loos, y en especial lo compara con otro genio precoz, Hugo von Hofmannsthal:
"La diferencia está en que Trakl vive lo que Hofmannsthal sólo escribe. Su conmoción queda patente en el desmoronamiento de las bellas imágenes de Hofmannsthal. La 'estructura' de sus versos es expresión, declara algo. Contiene una fuerza irresistiblemente explosiva, que se impone de forma tan funesta, que el mismo Trakl no es capaz de resistir su expresión y acaba destrozado. Su melancolía no sólo está determinada por la época, no es consecuencia de su alcoholismo y de las drogas, sino que existía ya desde un principio. Ya en una fotografía que le muestra a la edad de tres años, sus ojos tienen una expresión de incurable tristeza".
Trakl es un poeta tristísimo, obsesionado con temas como el mal y el desarraigo, que expresa de un modo oscuro y tétrico, lleno de herméticas alegorías y con un tono fuertemente desgarrado lleno de pesimismo. El paisaje, en él, es subjetivo, casi siempre de otoño y en todo caso opresivo y sombrío. En uno de sus aforismos dice: "Sólo aquel que desprecia la felicidad obtendrá la consciencia". Pone en escena personajes indeterminados como el huérfano, el viajero, el viejo, el novicio o figuras famosas pero sin orígenes ni identidad, como Kaspar HauserElis o Helián; la poesía de Georg Trakl da la impresión muy a menudo de ser impersonal. Escribió a su amigo el escritor Erhard Buschbeck: «Terminaré por quedar siempre como un pobre Kaspar Hauser». Los colores en él son simbólicos: el blanco o el negro evocan la muerte, el azul la pureza.

Principales trabajos

Sus principales trabajos se encuentran en los libros:
  • Poemas (1913)
  • Sebastian en el sueño (1915, edición póstuma)
  • Der Herbst des Einsamen ( El otoño del solitario, e.p. 1920)
  • Gesang der Abgeschieden ( Canción del fragmentado, e.p. 1933)
  • Aus goldenem Kelch (Desde la copa de oro, e.p. 1939)
  • Offenbarung und Untergang (Revelación y decadencia, e.p. 1947)

Bibliografía

  • Editorial Trotta ha publicado su Obra completa en el año 2000, traducción de José Luis Reina Palazón 
  • Hugo Mujica. La pasión según Georg Trakl. Poesía y expiación. Madrid: Trotta, 2009.


(Extraido de "Wikipedia", solo para que los lectores conozcan un poco más de este joven genio).

LECTURAS DRAMATIZADAS DE AUTORAS CHILENAS-CANADIENSES: "DRAMATURGIAS CANADIENSES SOBRE EL EXILIO CHILENO", DICIEMBRE DE 2014 EN EL MUSEO DE LA MEMORIA



LANZAMIENTO DEL LIBRO DE POEMAS "TINTA SANGRE" DE KEMY OYARZUN, ENSAYISTA Y ACADÉMICA DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE. EL EVENTO SE REALIZARÁ EL DÍA MARTES 9 DE DICIEMBRE DE 2014 EN LA FACULTAD DE ARQUITECTURA Y URBANISMO DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE





PRESENTACIÓN DEL LIBRO "CARNE DE ESTATUA: ALLENDE CARICATURA Y MONUMENTO" DE JORGE MONTEALEGRE, HOY JUEVES 27 DE NOVIEMBRE DE 2014 EN EL "CAFÉ BUSTAMANTE" (AV. BUSTAMANTE)




miércoles, 26 de noviembre de 2014

CALL FOR PAPERS: "I CONGRESO INTERNACIONAL: INTERMEDIALIDAD SIGLOS XX y XXI‏"





Nos es muy grato invitarle a participar en Palabra, Imagen y Escrituras-La intermedialidad en los siglos XX y XXI: I Congreso Internacional sobre Cine, Literatura, Música y Artes Escénicasque se celebrará en la Universidad de Alcalá el 30 de septiembre, y el 1 y 2 de octubre de 2015. Organizado por el Grupo de investigación Semiosferas, tiene como fin el estudio de los diversos puntos de vista teóricos y prácticos de la intermedialidad: relación y tensiones entre las distintas manifestaciones estéticas; problemática de los circuitos de difusión y control cultural en la “sociedad del espectáculo”; adaptaciones cinematográficas y teatrales de textos literarios; dialéctica entre escritura poética y música; cuerpo, ritmo y escritura; aspectos y procesos de la traducción intermedial; presencia del cine y el teatro como tema en las obras narrativas; literatura como tema en el cine y el teatro (la representación del escritor y del lector; el biopic); el arte en el cine, el teatro y la literatura; el montaje cinematográfico como técnica narrativa; formas híbridas y multimedia (novela gráfica, fotonovela, novela-teatro, relato ilustrado, periodismo gráfico, literatura digital); transmedialidad y cultura digital en las artes escénicas (video mapping, hipermedia, ciberteatro, performances, teatro ciborg, teatro de robots, ciberteatro, teatro digital, hiperdrama); aplicación de diversas nociones genéricas (realismo, fantástico, distópico, maravilloso) en las distintas manifestaciones artísticas y literarias; interculturalidad y relaciones semióticas. 

En el archivo adjunto encontrará toda la información relativa a los plazos y condiciones de participación. De igual modo, puede consultar el blog del congreso en http://congresointermedialidad.blogspot.com.es/p/circular.html

Reciba un saludo muy cordial,

Ana Casas y Teresa López Pellisa
Directoras del congreso

-- 

LA UNIVERSIDAD DE CHILE DESPIDE AL PROFESOR HUMBERTO GIANNINI




La tarde del martes 25 de noviembre falleció en Santiago el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 1999, académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades y Profesor Emérito de esta Casa de Estudios, Humberto Giannini. La comunidad universitaria lamenta profundamente su partida y entrega sus condolencias a los familiares y amigos de este eximio filósofo. Además, destaca su dedicación a la formación de estudiantes y la incansable lucha por la educación pública del país.
Nació en 1927, en San Bernardo, pero creció en Valparaíso, ciudad que siempre añoró. “Emigré a los 20 años de Valparaíso, y traigo la sensación de libertad al caminar, al bajar los cerros, al subirlos a pie, al andar por la calle, saludarme con la gente. Todo eso hace un mundo. Valparaíso es una ciudad que invita a recordarla, no puedo olvidarla”, dijo recientemente en una entrevista publicada por la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones. 

Los restos del Profesor Giannini están siendo velados en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen. A las 10:30 horas del día jueves 27 de noviembre se realizará una misa en su recuerdo (Calle Francisco Molina 138, Ñuñoa - Plaza Ñuñoa).

Quien es considerado como uno de los filósofos más influyentes de Chile, vio marcada su formación secundaria en Playa Ancha por problemas de disciplina. Siendo todavía adolescente ingresó a la Marina, donde permaneció dos años y tras finalizar sus estudios en un liceo nocturno, decidió trasladarse a Santiago para estudiar Pedagogía en Filosofía en nuestra Universidad. Egresó en 1960 obteniendo el título de Profesor de Estado en la materia, no obstante, su carrera docente en esta Casa de Estudios comenzó en 1958, ocupando el cargo de ayudante en el curso de Introducción a la Filosofía. A partir de entonces dictó numerosos cursos regulares y seminarios en pregrado, magistratura y doctorado en universidades nacionales y extranjeras.
Filósofo de lo cotidiano
A su formación de pregrado el Profesor Giannini sumó estudios de Hermenéutica y Filosofía de la Religión en la Universidad de Roma, donde preparó su tesis de grado en el tema de Metafísica del Lenguaje. 

Entre las muchas distinciones que recibió durante su vida se encuentran el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 1999, Doctor Honoris Causa de la Universidad de París, Director de la Cátedra Unesco en nuestro país, miembro de número de la Academia Chilena de la Lengua, Profesor Emérito de la Universidad de Chile en 2012 y Premio Altazor de Ensayo 2009 por su obra “La metafísica eres tú”, y la Medalla Rector Juvenal Hernández en 2013.

Su carrera académica fue prolífica en cuanto a publicaciones
. Entre sus obras se incluyen "Reflexiones acerca de la convivencia humana" (1965), "Desde las palabras" (1981), "Del bien que se espera y del bien que se debe" (1997) y "Breve Historia de la Filosofía" (1985), entre otras. 

El Profesor Giannini se especializó en la fenomenología de la cotidianeidad e hizo suyos conceptos como la tolerancia, la convivencia comunicativa, la reflexión diaria, la condición humana de pasante, las rutinas, los periplos, las pausas y las conversaciones.
Educación pública y política
En 2013 Humberto Giannini fue convocado por las máximas autoridades de la Universidad de Chile para participar del acto en conmemoración de los 40 años del Golpe Militar. 

"Pedir perdón implica abandonar justificaciones, implica autoconfesión (...) Por el momento solo tenemos el 'nunca más' que toca muy fuertemente a la Universidad de Chile, pero falta el perdón", argumentó el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales en su intervención, marcada por el relato de aquel 11 de septiembre que él vivió como académico en el Pedagógico de la Universidad. 

En la última entrevista del Profesor Giannini recientemente publicada en el tercer número de la Revista El Paracaídas de la Universidad de Chile, recordó que en esa época “no tenía una determinada posición política; clara, digamos. Pero sí todos mis amigos eran de izquierda, muchos de ellos tuvieron que irse de Chile o murieron en el camino. Pero yo antes de la Junta no tenía una posición política, lo que quería era estudiar filosofía. La filosofía tiene muchos rumbos, y el mío no era la política. Era la reflexión, no la acción, todavía”. 

La Dictadura no solo transformó a la Universidad de Chile, también al filósofo, quien en la misma entrevista describe que el Golpe lo cambió radicalmente y lo llevó a tomar una posición muy clara: “Anti gobiernista, anti dictadura”

Junto a la democracia, la educación pública fue otro de los grandes temas que lo movilizaron durante su vida. “La gratuidad es un derecho de nacimiento. Nadie nos llamó a existir en la vida, llegamos simplemente todas y todos. Y los pobres y los ricos llegan a la vida igual, pero llegar a la vida significa una obligación de la sociedad”, aseguró el filósofo, que tras 60 años de labor educativa en esta Casa de Estudios dijo, “la Universidad de Chile es mi segunda casa”.

RIL EDITORES INAUGURA NUEVA COLECCIÓN DE POESÍA "AÉREA/SELECCIÓN PERSONAL" CON EL LIBRO "UNA MELANCOLÍA OPTIMISTA" DEL POETA ESPAÑOL LUIS GARCÍA MONTERO



VI JORNADAS CARIBEÑISTAS "RACISMO Y COLONIALISMO EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE", EN LA UNIVERSIDAD DE CHILE, NOVIEMBRE DE 2014



PRESENTACIÓN DEL LIBRO "A RITMO DESENFRENADO. NARRATIVAS DOMINICANAS DEL NUEVO MILENIO" DE LA ACADÉMICA FERNANDA BUSTAMANTE ESCALONA EN LA faCULTAD DE fILOSOFÍA Y HUMANIDADES DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE MAÑANA JUEVES 27 DE NOVIEMBRE DE 2014




ADIÓS MAESTRO, ADIÓS AMIGO, ADIÓS HUMBERTO...




Otra vez me quedo sin palabras... Se va una de las mentes más lúcidas que han pensado (y pasado) por este país. Se va un hombre extraordinariamente generoso, pero más que eso, un hombre bueno.

Hace menos de un mes lo vi en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile: se veía bien, lúcido, siempre amable. Nos dimos un gran abrazo, el mío, desde luego, de admiración por ser uno de esos pocos seres humanos que sabe (y que sabe mucho) pero no hace ostentación de su conocimiento o de sus ideas.

Ahora, en la inmensa crisis que vivimos (de la educación, de las universidades, del pensamiento y del país entero), Chile se queda huérfano de una de las almas más claras e indispensables de esta nación.

Un día negro, un día para llorar, pero también para meditar en su legado, en su impecable ética, en  todos los aportes que hizo a la Universidad de Chile y a Chile como país en su totalidad.

Me quedo sin palabras... Adiós Maestro, adiós amigo, adiós Humberto Giannini.

                                                                                              A. M.


Biografía

Humberto Gianinni Íñiguez (San Bernardo25 de febrero de 1927 - Santiago25 de noviembre de 2014) fue un filósofo chileno de origen italiano, discípulo y continuador de Enrico Castelli; miembro de la Academia Chilena de la Lengua y Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales en 1999.
Hijo de Osvaldo Giannini Piga y de Olga Íñiguez Maturana, nació en San Bernardo, pero se crio en Valparaíso. Además era hermano del exdiputado Osvaldo Giannini Íñiguez
Su vida en los estudios fue «una vida un poco accidentada». Lo echaron del colegio por problemas de disciplina y fue marino durante dos años. Después retomó sus estudios en una escuela nocturna y se transformó «en un gran lector de Filosofía». Ingresó a estudiar en el Instituto Pedagógico en 1953, donde enseñaría a partir de 1958 y donde llegaría a ser, años más tarde, profesor emérito y director de la Cátedra Unesco de Filosofía con sede en Santiago.
Estudió Hermenéutica y Filosofía de la Religión en la Universidad de Roma, becado durante dos años por el gobierno italiano; su tesis de grado versaba sobre la Metafísica del Lenguaje. Después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 lo pasó «muy mal [...] me llegaban reprimendas, no me ascendieron durante mucho tiempo y me suprimieron el departamento de filosofía del que era director (el de la Sede Santiago Norte de la Universidad de Chile)».
En 1998 fue elegido miembro de número de la Academia Chilena de la Lengua, donde ocupa el sillón Nº 12.
A propósito de su obra, se ha dicho: «En el ámbito de la contingencia mundial y local, su pensamiento se reconoce marcado por los quiebres de las certidumbres de los sistemas racionalistas y por la crisis de la convivencia política en Chile el año 1973. Su pensamiento se caracteriza por su reflexión acerca de lo cotidiano que, para él, es mucho más que una formulación teórica, debido a que se enmarca en el ejercicio de la tolerancia y en las prácticas de la convivencia comunicativa y topográfica. En su aspecto espacial, la re-flexión cotidiana es el recorrido de trayectos, ya que la condición humana destacada es la de pasante, cuya identidad se juega en rutinas, periplos, pausas y conversaciones. Bajo esta impronta, el enlace con el mundo es emocional y político».
A su obra se han dedicado variados ensayos, algunos de los cuales han sido recogidos en Humberto Giannini: filósofo de lo cotidiano (Editorial Lom / Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Santiago, 2010. . Y en El pensamiento filosófico latinoamericano, del Caribe y 'latino' (1300-2000), editado por Enrique Dussel, Eduardo Mendieta y Carmen Bohórquez, se dedica un apartado a su pensamiento (Siglo XXI Editores / Crefal, México, 2009).

Fallecimiento


El martes 25 de noviembre de 2014 cayó en coma y posteriormente falleció en Santiago.

Premios y distinciones


Obras 


  • Reflexiones acerca de la convivencia humana (1965).
  • El mito de la autenticidad (1968).
  • Desde las palabras (1981).
  • Breve Historia de la Filosofía, 1985 (numerosas reediciones en Catalonia).
  • La reflexión cotidiana: hacia una arqueología de la experiencia (1987), 6.ª edición de 2004, 338 pp. 
  • La experiencia moral (1992).
  • Del bien que se espera y del bien que se debe (1997).
  • La metafísica eres tú, Catalonia, 2007.










lunes, 24 de noviembre de 2014

JUAN GOYTISOLO DE MARRAKECH POR BRIGITTE VASALLO



Juan Goytisolo no vive en Marrakech; quien allí vive es un buen imitador con quien comparte la mirada azul turquesa, las facciones rotundas, las manos menudas, la voz cavernosa… pero que indudablemente no es él. Goytisolo, como todo el mundo sabe, es arisco, un gran escritor que huye de su inevitable fama, que rechaza homenajes, que no firma ni autógrafos ni libros; un ser enrevesado como la prosa que escribe, sarcástico, tajante y huidizo. Su imitador marracxí, al que por el barrio llaman Juan Guatisolo, es un hombre cálido, divertido, amable, delicado… si bien a veces, poseído por el espíritu de su mentor, se transmuta en él. En una ciudad llena de djins como es Marrakech, apenas nadie se extraña de este fenómeno que sí deja perplejos, sin embargo, a los extranjeros que lo han presenciado.
Juan Goytisolo prefiere materializarse en su pobre imitador por las mañanas. Y lo hace temprano: cuando apenas nadie en la medina perezosa ha puesto un pie en la calle, ya arrastra él al pobre de Guatisolo hacia el despacho y lo obliga a sentarse ante una mesa atiborrada de calendarios, pisapapeles, correctores, bolígrafos, diccionarios, noticias recortadas y, por supuesto, de papeles. Orden dentro del caos a pesar del perpetuo ¿Dónde he dejado mis gafas?”,Goytisolo dicta frases de prosa sonora que Guatisolo garabatea en cuadernillos con esa letra menuda y retorcida que detestan sus mecanógrafos. Y entonces sucede: por el despacho arranca el desfile de monstruos del sentier, de imanes travestidos, de áscaris, de moscas aplastadas dentro de libros, de re-reconquistas…Desde la pared, lo observan su mujer Monique Lange con la sonrisa perpetua y un Genet escéptico también a perpetuidad. “Cuando quise comprar la casa, a principios de los años 80, me advirtieron: está meskuna, habitada… habitada por espíritus, se entiende. Y es cierto se oían ruidos así que me puse a investigar y resultó ser que dos muchachos de las casas vecinas tenían palomares, y en la época de celo enviaban una hembra para atraer a los machos del otro palomar y quedárselos. Así que cuando uno de los chicos veía a esta Eva acercarse con la manzana de la tentación a sus machos, le lanzaba piedras para espantarla y muchas de esas piedras acababan cayendo en este patio. Así que ya ves, eran fantasmas no cubiertos de sábanas sino ¡cubiertos de plumas! La primera noche que dormí aquí me dije: ¡ahora sí que está meskuna!” concluye con una sonrisa satisfecha.
Después de la sesión de trabajo, Guatisolo entrega ¡los manuscritos! a algún amigo o amiga que se los mecanografía e imprime en cualquier cibercafé del barrio. Sabiéndose portadores de un tesoro, los improvisados copistas van por la calle con el corazón en vilo temiendo que cualquier desgracia (un atropello, una tormenta súbita, ¡un atraco!) pierda para siempre un capítulo de su obra, mientras él, tan tranquilo, se recrea en el desayuno goloso con que se premia después de haber estado, también él, meskun.
Por las tardes, ya liberado del escritor que lo atosiga, Guatisolo sale a pasear como un habitante más de la medina, ajeno a las miradas sorprendidas (¿es él? ¿no es él?) de los viajeros que lo cruzan. Pero, aunque lo pretenda, él no es un habitante cualquiera. “Una vez ¡quisieron incluso señalar mi casa en las guías turísticas de Marrakech!”, cuenta entre horrorizado y divertido. “Afortunadamente alguien me dio el chivatazo y pude pararlo a tiempo.”. Porque a pesar suyo, ese tal Juan Goytisolo es un personaje famoso, conocido aunque no necesariamente leído. “Hace años, en Almería, estaba en la recepción de un hotel cuando de repente entró un grupo de viajeros del Imserso; con gran alborozo una señora me señalo y gritó al aire ¡Mirad todos! Es el autor de Bodas de Sangre!”. Guatisolo lo cuenta mientras se le iluminan unos ojos habitualmente luminosos, y su boca se retuerce, apenas visible bajo la enorme nariz. Está sonriendo. “Eso me dio una gran idea. Cuando se me acerca uno de estos turistas grotescos y se me planta delante con sus pantalones cortos y sus horribles piernas blancas…¿no será usted….? ¡Sí!, me apresuro a decir: soy, efectivamente, ¡Antonio Gala!”.
Su vida social gira alrededor de las terrazas más destartaladas de Jemaa el Fna, en una mesa que no admite jerarquías y donde todo el mundo es bienvenido, aunque Guatisolo, influido por la mítica mala leche goytisoliana, aplica un filtro implacable: si alguien no le gusta, no le dirige la palabra. Si el sujeto insiste en comunicarse, Guatisolo se refugia en su arma secreta: “Soy sordo, no como una tapia, pero sí como un biombo”. Así, allí se reúnen cada tarde carpinteros, editoras, grandes escritores, sus mujeres y sus viudas, policías, parados, violinistas, enanos profesionales, un monitor de esquí… y Abdelhak. Hasta su muerte el año pasado, este hombre enorme de mirada dulce era el encargado de traer a la mesa las historias del zoco. “¿Qué hay, Abdelhak?, le decíamos, y cada tarde él explicaba una historia nueva, siempre de una comicidad formidable, narrada en el dialecto marracxí, que es una lengua completamente viva que se transforma y adapta a cada circunstancia con una flexibilidad extraordinaria. Las historias de Abdelhak, y esto también es muy marracxí, acababan siempre derivando hacia ¡una francesa desnuda!. Y entonces le preguntábamos: pero…¿desnuda?…Sí, sí, ¡desnuda! y abría los ojos como si la estuviese viendo. Y todos echábamos a reír, aunque fuese una historia conocida de sobras, pero siempre conseguía convertirla en algo cómico. Esto es Marrakech, ese tipo de cosas, ese humor.” Como las halqas de Jemma el Fna, la mesa se hace y se deshace cada día, improvisada y espontánea. Las historias se entremezclan y cada uno cuenta la suya, siempre en un árabe dialectal que Guatisolo habla con el mismo acento parco con que habla español, o francés, o inglés, o turco… “En una ocasión me avisaron de que Aznar iba a pasar por Marrakech. Yo fui como siempre al café y estando allí vi llegar una comitiva, así que tuve el sabio reflejo de coger Le Monde que estaba leyendo y ponérmelo totalmente pegado a mi enorme nariz. ¡Imagínate qué grotesco, yo pegado al periódico y todos a mi alrededor disimulando! Pero funcionó: la comitiva pasó y nosotros seguimos con lo nuestro.
Los cafés lo ha visto incluso repartir libros suyos al mejor estilo top-manta“Me mandaron una remesa de un libro mío traducido al japonés. ¿Qué iba a hacer con ellos? Me guardé un ejemplar y los demás los traje al café a esperar mi oportunidad. Cuando vi aparecer un autocar con japoneses (era la época en que los autocares aún entraban hasta el centro mismo de la plaza), me puse en la puerta y conforme bajaban les fui entregando un libro. Los primeros me miraban asustados, no sabiendo muy bien si después del libro les intentaría vender una alfombra, pero poco a poco se fueron confiando y acabamos todos muy contentos saludándonos así con una reverencia, ¡doscientos japoneses y yo en pleno Marrakech!”.
Guatisolo utiliza como reloj las llamadas a la oración. Si el Maghrib, a la caída del sol, lo encuentra siempre en la calle, el Isha señala la hora de cenar y, por lo tanto, de dejar el café y volver a casa. Lo hace con paso lento, saludando a todos los vecinos y, como buen marracxí, explicando a quien lo acompaña cotilleos de todos ellos. Al saludar “Salamu aleikum, Aleikum salam” a un gigante de amenazadora barba y ropas afganas, Guatisolo explica. “Una vez me mandó una carta diciéndome que estaba siendo perseguido por los servicios secretos de Francia, Israel y Estados Unidos y me adjuntó unos planos y dibujos de unos sistemas de seguridad…bueno, una carta totalmente desquiciada, al final de la cual me pedía ¡2000 dirhams! Yo le contesté: hijo mío, me temo que para luchar contra los servicios secretos de tres países no necesitas 2000 sino 2000 millones de dirhams!” Y con la risa iluminándole el rostro se aleja por las callejas con pasos pequeños y vigorosos, su eterno periódico bajo el brazo, el reloj de cadena atado al cinturón, esquivando como puede motos y bicicletas. En casa lo espera Juan Goytisolo irritado “¡Llegas tarde!”“Sí, responderá Guatisolo, pero hoy en el café ha estado muy bien. ¿Sabes quién ha venido? Y es así como Guatisolo alimentará a Goytisolo, que a la mañana siguiente, antes que de nadie en la medina haya puesto un pie en la calle, lo sacará de la cama para dictarle la vida transformada ya en obra de arte.
(c) Brigitte Vasallo


Juan Goytisolo y Brigitte Vasallo se conocieron hace una década por una casualidad inducida en un café de Jemma el Fna. Él temía que ella fuese una lectora enloquecida; ella temía que él fuese lo que aparentaba ser…
…afortunadamente, ambos estaban en lo cierto.